La palta, aguacate o avocado chileno se ha posicionado en los mercados internacionales, gracias a su reconocida calidad que equipara al producto nacional con los principales exportadores de este alimento en el mundo. Este fruto es producido en los valles del centro y norte de nuestro país, con condiciones que propician la aparición de esta baya comestible.

Sin embargo, los bajos niveles de agua y el constante riesgo de sequía que afectan a estas regiones terminaron por instaurar en la zona una restricción en el uso de este recurso. En consecuencia, los calibres cosechados de palta se redujeron, lo que produjo que los productores chilenos buscaran alternativas para sacar más provecho a su comercialización a nivel internacional.

En este contexto es que la sociedad Lomas del Cajón se propuso encontrar una forma de preservar la palta más allá de su temporada de cosecha. Tras meses de investigación, concluyeron que la liofilización sería la técnica escogida para lograr su cometido. Se trata del único proceso que conserva todas las propiedades organolépticas de las frutas y verduras.

El “oro verde” de la región

Luis Canto, Ingeniero Agropecuario y socio de Lomas del Cajón relata que la liofilización de paltas a nivel internacional no había tenido resultados concretos hasta ese minuto, debido al tipo de fruto que se utilizaba en los procedimientos. “A estas paltas se les debía agregar un químico para que su conservación resultara”, dice Canto. “Pero siempre se había realizado con paltas comunes y corrientes, nunca con orgánicas”.

Tras conocer esta idea, CREAS comenzó un trabajo colaborativo con Lomas del Cajón, en el contexto del proyecto FIC-R “Fortalecimiento de la competitividad de la agricultura orgánica regional, a través de procesos que permitan minimizar las pérdidas por excedentes de producción”, iniciativa financiada con aportes del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de Valparaíso.

El estudio se centró en la elaboración, análisis y etiquetado de Lio Avocado, producto basado en palta orgánica liofilizada en formato polvo, sellada al vacío sin preservantes o aditivos.

Según Canto, el trabajo con CREAS fue primordial para el asesoramiento técnico de un emprendimiento como este. El productor asegura que el centro es “el nexo entre la parte científico-técnica de lo que significa generar un producto, y los conocimientos que pueda tener un emprendedor”.  Además, destacó la relevancia de la institución en la creación de productos de alta gama y valor agregado, elementos que “son sumamente diferenciadores a la hora de insertarse en el mercado”.

En la actualidad, Lomas del Cajón se encuentra a punto de lanzar al mercado su nuevo producto. Se trata de Lio Avo, un suplemento alimenticio que estará disponible en Farmacias Madre Tierra. Tendrá un valor de $19.990 en su formato de 60 cápsulas.

Puedes seguir a Lomas del Cajón en Facebook y también en su sitio web.