Actualmente, los altos volúmenes de descarte que se generan en el procesamiento de la nuez no son utilizados a nivel agroindustrial, y son principalmente regalados a otros agricultores para convertirse en compost, subvalorando el elevado potencial biológico de estas materias primas.

Mediante el proyecto “Valorización de descartes ricos en antioxidantes provenientes del packing de nueces”, financiado por ANID, CREAS generar alternativas para entregar valor a los descartes que se generan en el procesamiento de la nuez común, obteniendo además productos que puedan ser utilizados en la agroindustria nacional.

Es en este contexto que conversamos con Ricardo Jacob, Profesional del área de vinculación con el Sistema de Fomento Productivo e I+D+i de ACHIPIA, quien nos detalló los parámetros de inocuidad que exige actualmente el mercado de nueces, los impactos que puede llegar a tener la propuesta para valorizar los descartes provenientes de esta industria, y las formas en que el COVID-19 ha afectado a la agricultura nacional.

CREAS: Ricardo, ¿cuál crees que será el impacto de esta iniciativa en la sustentabilidad de la agroindustria de Valparaíso?

Ricardo: Creo que tendrá un impacto positivo. Esto, debido a que es una propuesta que agrega valor a la producción de la nuez y sus derivados, desde la perspectiva de la reutilización de materia que se consideraría un desecho.

El hecho de disminuir los desechos –o gestionarlos de mejor forma– promueve una mayor sustentabilidad de parte de la agroindustria local, y complementariamente aporta a la competitividad del sector agrícola.

C: Tomando lo anterior en consideración, ¿cuál es, en tu opinión, la factibilidad de cambio que este proyecto puede causar en los modelos económicos?

R: Este proyecto puede promover un cambio importante en el ámbito de la pequeña y mediana empresa, respecto a la forma de producción o incluso en el levantamiento de nuevos modelos de negocios, los cuales se dediquen a tratar productos del descarte en esta matriz o en productos similares. En cuanto a la economía local, podría fomentar el fortalecimiento de nuevas capacidades productivas rurales.

En el mediano y largo plazo, podría incrementar el conocimiento de aspectos técnicos en el área y con ello diversificar técnicas productivas o tecnologías para establecer modelos económicos de escala, o derechamente aumentar la producción de alimentos derivados de la cáscara de nuez por medio de la optimización de recursos.

C: Potenciar el cultivo del nogal de una forma sustentable e inocua toma una especial importancia considerando el contexto en el que nos encontramos. En esta línea, ¿cómo ha afectado el COVID a la agricultura nacional? ¿Cuáles son los nuevos protocolos para la producción de nueces?

R: Desde principio de año, la pandemia de COVID-19 ha agregado incertidumbre en la cadena alimentaria, específicamente sobre la forma en la que las empresas del rubro han tenido que afrontar exitosamente la crisis desde sus propias capacidades para asegurar la salud de sus trabajadores y las competencias dedicadas al aseguramiento de la calidad de los alimentos.

Sin perjuicio de aquello, se ha observado una adecuada respuesta desde el sector productivo de alimentos a nivel nacional, esto posiblemente dado que ya existe cierto grado de un enfoque de riesgo en las actividades y la consecuente implementación de medidas preventivas en general.

Los protocolos desarrollados en el presente contexto y relacionados a aspectos del aseguramiento de calidad en la producción de nueces han seguido el mismo tenor de las recomendaciones para la cadena de abastecimiento en general, donde se ha puesto énfasis en el seguimiento de la salud del personal, obligatoriedad de uso de elementos de protección personal (EPP), distanciamiento físico entre personas, control de visitas y actores externos, incremento de la frecuencia de limpieza y desinfección de superficies, entre otras medidas que extreman la prevención del contagio y contaminación.

C: Para finalizar, sabemos que Chile es un actor importante en la industria mundial de nueces, sitial que exige estar a la vanguardia en cuanto a normativas internacionales e inocuidad para seguir ofreciendo una nuez de alta calidad. ¿Cuáles son los parámetros de inocuidad que exige actualmente el mercado?

R: Esto es relativo y el detalle depende del mercado de destino. A modo general, existen aspectos de inocuidad que son controlados bajo estrictos estándares a nivel internacional como, por ejemplo: la presencia de micotoxinas (aflatoxinas y ocratoxinas principalmente) y pesticidas (elementos pesticidas trazas) en las nueces de producción nacional y exportación. Otros aspectos complementarios y que han tomado relevancia en las exigencias internacionales relacionados a la inocuidad en la producción de nueces abordan la existencia de sistemas de trazabilidad, manejo integrado de plagas, monitoreo de la calidad de agua y gestión de su uso, manejo de residuos, manejo de agroquímicos (plaguicidas, fertilizantes, otros) y control del almacenamiento, entre otros.


En el contexto de esta iniciativa, CREAS llevará a cabo el Webinar “Diversificación productiva de la nuez chilena: agregando valor a la fruticultura nacional”, que contará  con exposiciones de representantes de ProChile, ACHIPIA, Agrícola Los Avellanos y nuestros propios profesionales.

📅 Fecha: Jueves 15 de Octubre – 11 AM

🔗 Pincha aquí para ver el programa completo e inscribirte